¿Qué significa tener los pies fríos?

Perder temperatura en los pies puede significar varias cosas que dependerán del aspecto físico de los mismos; pueden ser más que solo unos pies fríos. Aquí abarcaremos los distintos significados que puede tener este fenómeno, así como tratamientos para eliminarlo y consejos para evitarlo. Aprende porqué te está pasando esto.

 

¿Cuál es  la causa?

Cuando soportamos demasiado frío, nuestro corazón bombea sangre caliente alrededor de todo nuestro cuerpo para lograr regular la temperatura interna del mismo. Por lo tanto, cuando se nos enfrían los pies puede significar un mal flujo de sangre. Sin embargo, esto puede ser causado por muchas otras razones.

Mala circulación

El frío puede afectar los vasos sanguíneos de nuestro cuerpo a tal punto que se produce una vasoconstricción o estrechamiento de los mismos. De esta forma, no llega la suficiente sangre para poder regular la temperatura de los pies causando esa sensación de enfriamiento.

Anemia

Una alimentación deficiente causante de la disminución de los glóbulos rojos de manera anormal, puede ser un factor que afecte la regulación de la temperatura del cuerpo.

Problema neurológico

Si la sensibilidad de nuestros pies se ve afectada, puede que por ello no esté circulando la cantidad de sangre necesaria para regular la temperatura. En ciertos casos se debe a una Neuropatía periférica que es cuando experimentamos la sensación de que tenemos los pies fríos pero en realidad no es así. Esta patología ocurre como consecuencia de un daño nervioso causado una lesión o un trastorno médico subyacente y es el síntoma inicial de la neuropatía.

 

Sudoración excesiva

A esto se le conoce como hiperhidrosis que es la sudoración excesiva en manos y pies. Debido a esto y la evaporación del sudor puede ser la causa de la baja temperatura.

Fumar

Es poco conocido que fumarse un cigarrillo disminuye considerablemente la temperatura de los pies y esto es debido a la nicotina. Este compuesto, presente en todos los cigarrillos, es un vasoconstrictor que ocasiona que los vasos sanguíneos se contraigan, dificultando la circulación. Está comprobado científicamente que inhalar el humo de un cigarrillo disminuye el flujo sanguíneo en un 50%.

Consejos para evitar los pies fríos

  • Haz ejercicio regularmente: Realizar ejercicio continuamente ayuda a mejorar la circulación de la sangre en el cuerpo y de esa forma entrar en calor.
  • Come saludable: Productos con lactosa y cafeína pueden aumentar las probabilidades de sufrir de pies fríos debido a que son vasoconstrictores. En cambio, alimentos ricos en vitaminas E, K y C, así como en calcio y magnesio son recomendados en una alimentación balanceada.
  • Usa calzado y calcetines apropiados: En épocas de invierno, lo mejor es proteger a nuestros pies de las inclemencias del clima.

Tener los pies fríos puede ser algo leve si consideramos todo lo anterior aquí expuesto, teniendo en mente nuestra alimentación y estilo de vida. Sin embargo, si el problema persiste lo mejor es acudir a un médico para evitar posibles patologías asociadas que puedan perjudicar de mayor manera nuestra salud física.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Más información